Blogia
GND

Expulsado de Brasil un periodista por escribir sobre el alcoholismo de Lula

El gobierno de Brasil retiró el visado de residente al periodista Larry Rother, corresponsal del New York Times, a raíz de un artículo publicado el domingo sobre supuestos hábitos alcohólicos del presidente Luiz Inacio Lula da Silva.
Miércoles, 12 mayo 2004
AMIGOT NEWS, INFORDEUS
Una nota de cinco líneas del ministro de Justicia informó sobre la decisión "a raíz del reportaje liviano, mentiroso y ofensivo a la honra del presidente de la República Federal de Brasil, con grave prejuicio a la imagen del país en el exterior. El Ministerio de Justicia considera inconveniente la presencia en territorio nacional del autor del referido artículo. En esas condiciones, determinó la cancelación de la visa (de residente) temporal concedida al Sr. William Larry Rother Junior".

El mismo presidente Lula informó de la decisión al final de una entrevista que mantenía con un grupo de corresponsales extranjeros, principalmente de China, adonde se disponía a viajar en las próximas horas. Los periodistas le preguntaron sobre su reacción al contenido de aquella nota. "Un presidente no responde a una sandez así. Eso no merece respuesta, merece una acción. Creo que él debe estar más preocupado que yo", dijo. Pocos minutos después, el Ministerio de Justicia divulgó la decisión en el sitio de la institución en Internet.

El reportaje periodístico afirmaba que los supuestos hábitos del presidente se habían convertido en un "problema nacional" Entre las fuentes citadas para sustenta la información figuraba el ex compañero de fórmula del mandatario en una anterior campaña presidencial, Leonel Brizola, ahora conocido por su oposición severa a Lula da Silva.

Cuando el artículo fue reproducido por la prensa local, las reacciones fueron casi unánimes de condena al periodista y críticas al medio informativo estadounidense por haberlo publicado. El artículo tuvo una amplia repercusión en Brasil y generó declaraciones de protesta y de solidaridad hacia el presidente, tanto de los partidos de oposición como de gobierno.

En la primera reacción oficial el domingo, el gobierno había declarado "profunda indignación" por el artículo, que tildó de "periodismo amarillo". "El corresponsal de esa conceptuosa publicación inventó una supuesta 'preocupación nacional' con hábitos del presidente de la República... para dar curso a afirmaciones ofensivas contra el jefe de Estado brasileño", dijo el gobierno el domingo por la noche.

---

La expulsión de periodista del New York Times en Brasil genera controversia
Una ola de críticas y algunas muestras de apoyo recibió el miércoles la decisión del gobierno de Brasil de expulsar a un periodista del periódico The New York Times que escribió que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva suele abusar de las bebidas alcohólicas.
Miércoles, 12 mayo 2004
IBLNEWS, AGENCIAS
Juristas, analistas, asociaciones de prensa y políticos criticaron la decisión de cancelar la visa al corresponsal del Times en Brasil, Larry Rohter, por considerarla autoritaria, excesiva y más bien digna de una dictadura, según informó Reuters.

Sin embargo, políticos oficialistas apoyaron la medida, anunciada el martes por la noche por el Ministerio de Justicia y fundamentada en que la nota de Rohter fue "liviana, mentirosa y ofensiva a la honra del presidente de la República".

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Richard Boucher, dijo que "la decisión de cancelar la visa del periodista del New York Times (...) no está en línea con el fuerte compromiso de Brasil con la libertad de prensa".

La cancelación de la visa significa la virtual expulsión de Rohter, en la primera medida de este tipo de Brasil contra un periodista desde la dictadura militar que gobernó el país durante 21 años, hasta 1985.

Rohter, quien se encuentra fuera del país, escribió el domingo en el Times que el hábito de beber de Lula se había transformado en una preocupación nacional. El artículo contenía, entre otras opiniones, las de un famoso enemigo político de Lula, el ex gobernador de Río de Janeiro Leonel Brizola.

Con el argumento de que el presidente había sido difamado y calumniado, ministros y dirigentes del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) de Lula respaldaron la sanción.

"Creo que la decisión no podía ser otra. Es una nota muy prejuiciosa y que hiere la imagen de Brasil. Entonces, el país tiene que reaccionar de acuerdo con la agresión que la historia constituyó para nuestra imagen y la del presidente", dijo el ex mandatario y titular del Senado, José Sarney.

En las calles, en tanto, los brasileños mantenían opiniones encontradas sobre la expulsión, considerada como "lamentable" por la Asociación de Corresponsales Extranjeros de Sao Paulo, pese a que también dijo que la nota del Times era "tendenciosa".

"Creo que el gobierno reaccionó correctamente, porque él (el periodista) es americano y el americano se cree dueño del mundo. Alguien tiene que acabar con eso", dijo el taxista Raimundo Pereira da Silva, reflejando un sentimiento nacionalista que el caso despertó en muchos brasileños.

Pero Pedro Amaral, un economista de un banco, consideró equivocada y antidemocrática la medida.
Desorientación
Entretnato, analistas dijeron que la medida demostraba desorientación en el gobierno, una equivocada política de relacionarse con la prensa y, sobre todo, una capacidad para aumentar el tamaño de las crisis en vez de apaciguarlas.

Carlos Lopes, politólogo y consultor de Santafe Ideias en Brasilia, señaló que la nota de Rohter era pobre y que estaba de acuerdo en las críticas que se le hicieron, como la de que se apoyaba en fuentes poco fiables.

"Pero (el gobierno) transformó esto en una cuestión de Estado. Cuando la situación ya estaba superada sale con una nueva medida", dijo, asegurando que hay falta de "orientación" en el gobierno de Lula sobre cómo relacionarse con la prensa.

Lula, quien según medios locales dio personalmente la orden de expulsión, dijo a periodistas el martes por la noche que el hecho no merecía una respuesta verbal sino una acción.

Dirigentes opositores, quienes se habían solidarizado con el gobierno ante el artículo del Times, criticaron sin embargo la expulsión del periodista.

"Transforma en acto de Estado una represalia personal", dijo el senador opositor José Agripino, líder del derechista Partido del Frente Liberal (PFL), al criticar la decisión.

Otro líder opositor, el senador socialdemócrata Tasso Jereissati, dijo que la expulsión era "absurda" e "inmadura", digna de "un dictador de republiqueta de tercera categoría que no entiende el papel del gobierno".

El editor ejecutivo del Times, Bill Keller, dijo que si Brasil "tiene la intención de expulsar a un periodista por escribir un artículo que ofendió al presidente, ello generaría serios interrogantes sobre el compromiso profesado por Brasil con la libertad de expresión y la prensa libre".

Pero el canciller de Brasil, Celso Amorim, indicó que el diario se equivocaba, ya que "esta cuestión específica no debe ser vista dentro del contexto de libertad de prensa".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres