Blogia
GND

Columna 113: ¿Se borrara la cinta?

Columna 113: ¿Se borrara la cinta? Siempre se ha dicho que segundas partes nunca fueron buenas, en este caso, The Ring 2 (2005) de Hideo Nakata, responsable de la original japonesa, es darle una vuelta más de tuerca. Se sigue mejorando. La historia se inicia seis meses después de los terribles acontecimientos que sembraron el pánico a Rachel Keller (Naomi Watts) y a su hijo Aidan (David Dorfman) en Seattle. Para tratar de olvidarlo todo, Rachel se muda con Aidan a la pequeña comunidad costera de Astoria, en Oregón. Pero su intento de comenzar de nuevo se revela ilusorio cuando se produce un nuevo crimen en la localidad asociado con la aparición de una cinta de video anónima. Rachel se da cuenta de que la vengativa Samara ha regresado, más empeñada que nunca en proseguir con su implacable ciclo de terror y muerte. Por otro lado, “Algo en común” (Garden State), premio de la crítica allá donde va, llega a nuestras pantallas, una historia fuera de lo habitual. La vida de Andrew Largeman , "Large" trabaja en Los Ángeles. Es un actor de televisión con cierto éxito que lleva nueve años sin volver a su casa, al Estado Jardín (Nueva Jersey). Pero a pesar de los 5.000 Km que los separan, es incapaz de liberarse de un padre dominante, Gideon y del efecto aniquilador que ha ejercido hasta ahora sobre su hijo. Al volver a su ciudad natal después de tanto tiempo, se siente desconcertado. Se encuentra con viejos conocidos en cada esquina, gente que lleva vidas realmente peculiares trabajando como sepultureros, paladines de la comida rápida o captadores para empresas de venta piramidal. Por un giro del destino, Large conoce a Sam (Natalie Portman), una chica completamente opuesta a él. Sam es como un soplo de aire fresco y esperanza que se cuela en la vida de Large y se convierte en una compañera que no está dispuesta a seguirle la corriente. Otro estreno que llega directamente desde Sundance, es "Ya no somos dos" (2004) de Andre Dubus, un drama sexy y provocador sobre la vida marital y sus decepciones. La película nos muestra la relación entre un hombre casado y la mujer de su mejor amigo y nos cuenta cómo esa unión rompe el equilibrio de cada una de las parejas, culminando con una fuerte discusión entre las dos mujeres. Desde cuatro puntos de vista diferentes, la historia captura las paradójicas acciones de unos padres amantísimos, decididos a salvar unos matrimonios de los que en secreto desean escapar y las parejas más jóvenes que luchan a través de enredos sexuales y emocionales. "Ya no somos dos" revela la perversa lógica de la infidelidad y la complicidad, el rechazo y la crueldad que pueden acompañarla. Indispensable, lo mejor de la semana, si no fuera por la secuela de The Ring, que tendremos para rato, ya que ya hay una precuela, Ring 0 y una serie de televisión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres